Huawei, EEUU y la guerra tecnológica

/, Viernes de opinión/Huawei, EEUU y la guerra tecnológica

Huawei, EEUU y la guerra tecnológica

¿Que pasa con Huawei ?

La emergencia nacional declarada por Donald Trump hace unos días, conlleva la prohibición a las compañías de su país de usar equipos fabricados por ciertas empresas extranjeras que presuntamente espían a Estados Unidos.
Huawei ha sido incluida en una lista negra comercial y las empresas estadounidenses, bajo riesgo de sanciones millonarias, no pueden hacer negocios con la firma china sin el permiso expreso del Departamento de Comercio. Google, Intel, Qualcomm y otras empresas han acatado la prohibición de forma inmediata.

A pesar de las declaraciones del fundador de Huawei sobre la fortaleza de la compañía y no tener problemas en seguir adelante por su cuenta; ya están llegando los primeros resultados catastróficos para la compañía:

  • Pedidos cancelados
  • Bajada de ventas

Y sólo han pasado dos dias desde la declaración de la prohibición, que además ha sido retrasada unos cuantos meses.

¿Y que va a pasar ahora con mi teléfono Huawei ?

Aunque parezca que no va con nosotros, la guerra entre EEUU y Huawei, afecta a todos los clientes de la marca asiática en todo el mundo, especialmente a España.

Gracias a la moratoria, durante un par de meses es posible realizar negocios con normalidad con Huawei, lo que permitirá a los usuarios, por ejemplo, acceder a las actualizaciones de seguridad de Android. Pero a partir de esa fecha será necesario tener permiso.

Los que ya contamos con un Huawei, podremos seguir accediendo a Google Maps, Gmail o Drive, y también a la tienda de aplicaciones, Google Play.  El problema es que Google dejará de dar soporte oficial, y no habrá actualizaciones del sistema operativo, que la mayoría de las veces está relacionado con la seguridad del teléfono, y que además afecta también a la seguridad de las aplicaciones en la tienda de Google y la de sus propias aplicaciones estrella, como Google Maps. Además, con el tiempo, y con una versión desactualizada del sistema operativo y aplicaciones, el rendimiento del teléfono también se verá afectado.

Los móviles ya presentados y puestos a la venta, se espera que sigan teniendo las mismas limitaciones que los teléfonos ya vendidos.

Por tanto, es muy posible que si Huawei no inventa nada o no se da marcha atrás a la decisión, en un tiempo determinado, los terminales quedarán obsoleto y tendrán problemas para usar los servicios que trae Android.

Sin embargo, si quieres un terminal Huawei barato y no te importan estas pequeñeces, ponte a buscar ahora mismo en Internet tu nuevo terminal.

Próximos lanzamientos

Lo más seguro es que los próximos móviles de Huawei solo podrán acceder a la versión de código abierto, lo que limita los servicios ofrecidos. Como resultado, los terminales que se lancen en los próximos meses serán los más perjudicados.

Si no desaparece la prohibición, una posible solución es que Huawei desarrolle una version propia del sistema operativo a partir del código abierto, creando tambien sus propias ‘apps’. Otra opción es que Huawei finalice el sistema propio que lleva años desarrollando, por si algo así pudiese ocurrir.
La compañía asegura que no tiene problemas en salir adelante por su cuenta, e incluso que pueden hacer chips tan buenos como los que hacen las compañías estadounidenses.

Si la prohibición no es un problema para Huawei ¿Le darán un margen de confianza fuera de Estados Unidos?.

Otros productos

Huawei tiene más de 70 filiales y todas están incluidas en la lista negra de Estados Unidos, por lo todas sufriran el veto de igual manera.

Otros productos de la marca que no necesitan de Google para funcionar como por ejemplo los ordenadores, no se han visto afectado de momento, ya que Microsoft, aunque también es estadounidense, no se ha pronunciado al respecto. Los componentes que traen desde EEUU, como los chips de Intel o Qualcomm, sería fácil sustituir por los de otros fabricantes no americanos.

¿Que se esconde detrás de esta prohibición?

La razón escondida es nada más y nada menos que el control de la tecnología de la nueva generación de telefonía móvil, el 5G, que está empezando a ser implantada.
Está en juego el despliegue de las redes de 5G, liderado por la sueca Ericsson y la finlandesa Nokia, por Europa; así como por Samsung y las chinas ZTE y Huawei, por Asia.

EEUU defiende que permitir que Huawei lidere esa tecnología equivale a ponerla al servicio de China.
Es cierto que las empresas americanas, van detrás de las chinas y las europeas a la hora de desarrollar la tecnología. La dependencia de empresas extranjeras para este despliegue es algo así como inaceptable para EEUU.
¡La guerra fria tecnológica entre EEUU y China está en marcha !.

Para Huawei el mercado americano es irrelevante, sin embargo, sí tiene mucho que perder en Europa, donde se ubican gran parte de los contratos que tiene suscritos para el desarrollo de las redes de internet 5G.
La empresa china se ha ofrecido a firmar acuerdos de no espionaje con los países europeos para alejar dudas. Alemania y Francia aún no han tomado una decisión oficial sobre la participación de Huawei en sus redes 5G pero se inclinan a autorizarla. Otros países – incluida España– ya lo han autorizado. Volver atrás costaría miles de millones de euros a las empresas, además de un importante retraso.

Para Huawei, las restricciones no afectarán a la expansión del 5G de Huawei, ya que creen que el resto de compañías no alcanzará su tecnología de redes hasta dentro de dos o tres años.

En resumen, la guerra está abierta. No dejaremos de estar atentos a esta información, por que de una o de otra forma, seguro que nos afecta.

Referencias

By | 2019-05-24T12:59:24+00:00 mayo 24th, 2019|Actualidad, Viernes de opinión|Sin comentarios