Gravedad de los fallos de software: el posible caso Boeing 737 MAX

Ya conocemos la reciente y triste noticia relacionada con la catástrofe área de los dos aviones Boeing 737 MAX con apenas 2 años de antigüedad, unas aeronaves jóvenes comparadas con la edad media de los aviones en activo, que ronda aproximadamente los 12 años.

Aunque a día de hoy, nadie se atreve a señalar con seguridad el motivo exacto de los accidentes, o si están o no relacionados, lo que sí se sabe es que ambos fueron en circunstancias similares a pocos minutos del despegue de la aeronave.

Leyendo noticias de actualidad nos llamó la atención un artículo que advertía que Boeing solucionaría el fallo de seguridad a través de una actualización de software. ¿A que suena raro? Casi siempre que pasa algo asi en nuestra cabeza ronda un motor que no arranca, una barra de acero rota, un aleron que no sube… pero en este caso parece que no es así.

En este artículo referido se responsabiliza (aunque no está confirmado aún) al software que se ejecuta en el módulo MCAS,  encargado de corregir el ángulo de ataque en el caso de que el avión detecte que hay una pérdida de sustentación, es decir, el avión comienza a no ser capaz de sostenerse en el aire.

En otras palabras, alguien implementó una serie de complejas fórmulas con datos provenientes de diferentes sensores (Velocidad, superficie alar) y la debió de cagar pero bien.

Según parece el avión de  detectó que se producía una pérdida sustentación y decidió bajar el morro del aparato para lógicamente disminuir la resistencia y aumentar la velocidad, pero todo era un error. El hombre contra la máquina, pero esta vez ganó la máquina, porque el aparato era tan nuevo y desconocido que los pilotos no conocían el protocolo de desactivación manual del MCAS.

¿Y ahora qué hacemos? Pues probablemente alguien corregirá un par de líneas de código en la fórmula y con una simple actualización todo volverá a la normalidad.

¿Tan vulnerables somos?   Pues me temo que si. Para bien y para mal estamos cada vez más rodeados de máquinas con cientos o miles de algoritmos software que toman decisiones cada milésima de segundo. Estas decisiones pueden ser inofensivas, como decidir el brillo de la pantalla en función de la luz,  o decidir el mejor momento para tomar una acción, pero en otras ocasiones una mala decisión puede marcar la diferencia entre la vida o la muerte.

¿Llegará un día en el que se regule el desarrollo de software en temas tan sensibles?  Probablemente. Mientras tanto, mejor tener siempre el boton de OFF cerca.

Referencias:

https://es.wikipedia.org/wiki/Sustentaci%C3%B3n

https://hipertextual.com/2019/03/boeing-solucionara-fallo-737-max-con-actualizacion-software

By | 2019-03-22T11:53:44+00:00 marzo 15th, 2019|Actualidad, desarrollo a medida, Noticias, Viernes de opinión|Sin comentarios