5 errores que pueden acabar con tu proyecto

A menudo nos llegan propuestas de emprendedores con una fantástica idea que quieren convertir en realidad. Son proyectos que  abordan con ilusión y que  necesitan ayuda, asesoramiento y personal especializado para que se puedan acometer para lograr sacar ese fruto que posteriormente sea la fuente de ingresos esperada.

Nada es mas ilusionante que emprender una idea, un proyecto y ver su evolución y crecimiento.  Una simple tienda online, un software a medida, una plataforma cloud llena de funcionalidades, aplicaciones móviles….  en definitiva un producto online.

Dicen las estadísticas que solo algunos de muchos proyectos online acaban siendo exitosos, y es cierto. Por eso nos gustaría  aportar nuestra experiencia para sacar algunas conclusiones de porqué algunos llegan más lejos que otros.

Si tu proyecto fracasa o está a punto de fracasar asegúrate de que no estas cumpliendo alguno de estos puntos:

1.- Elección incorrecta de la tecnología.

Un buen asesoramiento es fundamental para encauzar adecuadamente un proyecto y sentar unas bases sólidas para el futuro. Si la tecnología no es adecuada puede alargar los tiempos de desarrollo y tarde o temprano te costará más tiempo y dinero rehacer lo ya recorrido, corriendo el riesgo de poner el peligro el proyecto por escalabilidad, tiempos o costes económicos.

2.- Falta de implicación.

Puede parecer raro, pero a veces somos el peor enemigo para nuestro proyecto. Para que un proyecto triunfe hay que ir con todas las consecuencias. Es difícil conseguir algo que te permita ganarte la vida solo dedicando un par de horas diarias y el tiempo sobrante.  Cuando un proyecto genera brillo en tus ojos, y noches sin dormir, vas por buen camino.

3.- El producto no es el final.

Después hay que hacer  marketing comercial y poner mucho pero que mucho esfuerzo…  probablemente mucho más que el desarrollo del propio producto.  Por lo que reserva fuerzas para ese momento, no solo económicas, sino de ánimo, perseverancia y dotes comerciales, ¡las necesitarás!

4.- Demasiado avanzado para su tiempo.

Es habitual ver proyectos que abordan temas de actualidad y tan novedosos que las personas no están acostumbradas a ellos. Son proyectos que impactan por su extraordinaria novedad y su proyección en el futuro, pero nadie los usa porque la tecnología no es aun accesible a las masas, y por lo tanto no son rentables.

5.- No saber adaptarse.

A menudo durante el periodo de realización o puesta en marcha de un proyecto es habitual  que surjan correcciones o golpes de realidad que te muestren un mejor camino. Hay que saber pivotar y adaptarse para poder ver otros caminos que quizás no se veían desde la salida. Hay gran cantidad de exitosos proyectos que no nacieron exclusivamente para lo que llegaron a ser, pero supieron abrirse el mejor camino y alcanzar la gloria.

 

¡Muchas gracias por leernos y esperamos que os sea de gran ayuda para vuestro próxima aventura!

By | 2018-09-20T09:38:05+00:00 septiembre 14th, 2018|Márketing, Viernes de opinión|Sin comentarios